Rollerski inovik

Ref: 8501568

Rollerski Clásico Adulto XC S SR CLASSIC 500

Nuestro equipo ha desarrollado este rollerski para la práctica regular del rollerski clásico, con intensidad media.

Con barra de aluminio y fijación Rottefella, el rollerski clásico 500 es ligero y eficaz. Para seguir disfrutando las sensaciones del deslizamiento en verano.

Ventajas del producto

Calidad de deslizamiento: Ruedas: velocidad media ,76x39mm dureza 70 shore. Rueda tras. con anti-retroceso

Estabilidad: Barra de aluminio de 700 mm.

Adaptabilidad: Adultos de menos de 95 kg. Talla máx. 46.

Ajustable: Barra preperforada (2 posiciones) para ajustar la fijación a tu talla.

Ligereza: El par de rollerski clásico con fijaciones = 2,3 kg

Solidez: Barra de aluminio. Rodamientos estancos.

1 - TU ROLLERSKI CLÁSICO al detalle

Componentes:

Rollerski

1 - posiciones de la fijación

Nuestros rollerski clásico INOVIK se venden con una fijación Rottefella, es posible desplazar la fijación para adaptarla a tu talla:

2 -  desplazamiento de la fijación 

Tutorial

La barra de los rollerski está preperforada, la manipulación para desplazar la fijación es bastante sencilla, aunque también puedes acudir al taller Decathlon para este servicio.

Tiempo : 5 minutos
Nivel de dificultad: fácil
Material necesario: Torno + destornillador + contera pozidriv 3

1 - Coloca el rollerski sobre el torno (puedes protegerlo con una hoja de papel A3 doblada en 8 alrededor del rollerski antes de colocarlo sobre el torno).
2 - Quita los tornillos de la fijación trasera (talón) con el destornillador y una contera pozidriv 3
3 - Retira la fijación
4 - Coloca la fijación en los orificios correspondientes a tu talla (siguiendo las instrucciones indicadas: adelanta la fijación si quieres la posición 3 y desplaza hacia atrás la fijación si quieres la posición 2)
5 - Vuelve a fijar los tornillos con un destornillador y una contera pozidriv 3

3 / MANTENIMIENTO REGULAR DE TU 
MATERIAL

Como todo equipamiento deportivo, el rollerski necesita un mantenimiento regular para mantenerlo en buen estado, para ello debes: 
1 - lubricar los rodamientos de vez en cuando con un lubricante
y cambiar las ruedas porque se desgastan rápidamente.
Antes y después de cada salida, te recomendamos que revises todos los tornillos, los rodamientos y el estado de la goma de tu rollerski. Para conservar el buen rendimiento de tu rollerski clásico, es importante que regularmente cuides el material con algunos hábitos y gestos sencillos:
►  Cambia regularmente el esquí derecho a la izquierda y el izquierdo a la derecha para evitar el desgaste asimétrico de las ruedas
►  Limpia con un trapo el rollerski y los guardabarros después de cada salida para limpiarlo, secarlo y protegerlo de la corrosión.
►  Lubrica los rodamientos de vez en cuando con un lubricante
►  Protege el rollerski dentro de una funda durante los desplazamientos o cuando lo guardes.
►  Guarda el rollerski en un lugar seco
►  Controla regularmente los tornillos, la goma de las ruedas y el estado de los rodamientos, y cámbialos rápidamente si los ves gastados.

4 - CAMBIO
DE LAS RUEDAS - ROLLERSKI CLÁSICO

El rollerski viene equipado con ruedas 100% de caucho natural, velocidad media/lenta - dureza 70 shore A para ofrecer una buena relación entre comodidad / duración.
El ancho de las ruedas, con separadores incluidos, es de 46 mm en el rollerski 500 clásico.
Cuando las ruedas se gastan, es importante cambiarlas rápidamente por unas nuevas, de la misma marca que tu rollerski Inovik.

Cambiar las ruedas es un proceso relativamente fácil que requiere poco material.
Puedes cambiarlas tú mismo o confiar este trabajo a un profesional en uno de nuestros talleres Decathlon.

///

TUTORIAL PARA CAMBIAR LA RUEDA ANTIRETROCESO
►  Rueda trasera del rollerski clásico

TUTORIAL PARA CAMBIAR LA RUEDA DE DESLIZAMIENTO
►  Rueda delantera del rollerski clásico

Tutorial de ejemplo con un rollerski skating (manipulación idéntica)

5 -  CAMBIO DE UN RODAMIENTO DETERIORADO

Para sacar el rodamiento, sigue estos pasos:
►  Coloca la rueda plana sobre un torno abierto, ligeramente más grande que el diámetro exterior del rodamiento. (apoyado sobre la llanta de aluminio).
►  Introduce un tornillo, el diámetro de la cabeza debe entrar en el orificio del rodamiento, idealmente un tornillo tipo CHC (o cualquier otro con la cabeza plana)
►  Golpea ligeramente el extremo del tornillo con un martillo, ligeramente inclinado, para que el rodamiento salga impulsado por la cabeza del tornillo, por el interior y hacia abajo.
Nota: debes desplazar regularmente el tornillo durante esta operación para equilibrar la presión y que el rodamiento salga paralelo a la rueda.

No dudes en acudir a un taller Decathlon si no logras realizar esta operación.

PRODUCTOS COMPLEMENTARIOS